Ante el salto adelante de México

Después de 12 años de travesía del desierto, el nuevo Gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) llega, un tanto contra pronóstico, en medio de una gran expectativa de que esta vez sí, México aproveche la oportunidad para dar el salto adelante en crecimiento económico y modernización social tantas veces frustrado. Empezando por el alivio de millones de mexicanos al pasar la página del sexenio de Felipe Calderón —cuya presidencia, pese a sus aciertos, siempre quedará marcada por los miles de muertos de la guerra contra el narcotráfico— y terminando por las predicciones de varios institutos económicos internacionales que auguran una escalada del país en el ranking mundial de naciones. Enrique Peña Nieto ha repetido hasta la saciedad que es un pragmático al que solo le interesa la eficacia y los resultados, y se ha comprometido en lograr una tasa de crecimiento del 6% frente al casi 4% actual sacando adelante unas reformas sobre las que existe el consenso de que ya no pueden esperar más: la fiscal, la energética, la laboral y la educativa. No será un camino de rosas: las mayores resistencias al cambio procederán de los sectores más retrógrados de la sociedad mexicana que son a su vez viejos aliados del antiguo partido hegemónico.

La aprobación de las reformas fiscal y energética serán cruciales para medir el éxito o el fracaso del sexenio de Peña Nieto y para que éste pueda realizar uno de sus sueños políticos: una seguridad social universal digna de tal nombre. México es el país con menor presión fiscal de la OCDE, inferior al 15%, por debajo de Turquía, y la necesidad de dotar al Estado de mayores recursos —se da por hecho una subida del IVA— es clave para poder liberar al monopolio de petróleo, Pemex, de la onerosa factura que paga ahora.

El nuevo PRI tiene claro que su modelo es Petrobras y no la venezolana PDVSA, pero tendrá que invertir mucho capital político para sanear una empresa pública privatizada en los hechos por los sindicatos y los intereses creados de un grupo de contratistas.

Otro tanto ocurre en el terreno de la educación, donde cualquier reforma implicará una ardua negociación con Elba Esther Gordillo, la Maestra, jefa del sindicato nacional de enseñantes, y un auténtico poder fáctico en el sector desde hace tres décadas. Ante el desafío de la violencia generada por el narcotráfico, el PRI está decidido a desactivar la narrativa de Calderón —como dijo a EL PAÍS el general colombiano Óscar Naranjo, asesor de Peña Nieto en la materia, “llamar guerra a la estrategia de seguridad es un error garrafal”— y reducir el número de víctimas. También aquí el nuevo Gobierno deberá llamar al orden a alguno de los gobernadores de su propio partido salpicados por el crimen organizado. En este sentido, los hombres de Peña Nieto hablan de una “presidencia integral”, que ponga coto al despilfarro y la corrupción en algunos Estados.

En política exterior, el nuevo Gobierno buscará mayor complicidad con Washington, basando la relación más en los intereses económicos que en la seguridad, pero sin que ésta monopolice toda su acción internacional. El México de Peña Nieto quiere volver a ser un país central en América Latina, no en vano está ante una nueva oportunidad.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/internacional/2012/11/30/actualidad/1354314762_671695.html

Anuncios

Peña Nieto anuncia un gabinete con veteranos de la política mexicana

El regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de México será de la mano de un gabinete que combina viejos conocidos de la política de este país, como Emilio Chuayffet y Pedro Joaquín Coldwell, con colaboradores, tanto en el gobierno del Estado de México como en la campaña electoral, de Enrique Peña Nieto.

El gobierno de quien este sábado toma el poder descansa en dos pilares. En la secretaría de Gobernación, que asumirá la coordinación del gabinete y de las labores policíacas, fue nombrado Miguel Ángel Osorio Chong, ex gobernador del modesto estado de Hidalgo y uno de los primeros políticos que desde hace varios años se jugó su capital por el hoy presidente. El segundo pilar es Luis Videgaray quien será el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público.

En un hotel del barrio de Polanco, al filo de las 15.00 del viernes, Osorio Chong ha dado lectura a los nombramientos. El listado confirma la fortaleza de Videgaray, pues dos de sus más cercanos colaboradores ocuparán importantes despachos: Petróleos Mexicanos (Emilio Lozoya Austin) y la jefatura de la Oficina de la Presidencia (Aurelio Nuño Mayer). Lo mismo ocurre con el nuevo secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, viejo amigo de Videgaray y hasta este viernes secretario de Hacienda.

Por su parte, del llamado grupo Hidalgo (Estado del que es oriundo Osorio Chong), el hoy diputado Jesús Murillo Karam será propuesto como Procurador General de la República (fiscalía).

De entre los nombramientos destaca el retorno a la primera fila de la política de Emilio Chuayffet Chemor, exgobernador del Estado de México y exsecretario de Gobernación en el equipo de Ernesto Zedillo (1994-2000). Chuayffet Chemor será designado secretario de Educación Pública, lo cual es un claro mensaje de hostilidad a la poderosa líder del sindicato magisterial Elba Esther Gordillo, quien hace diez años, cuando ambos eran diputados, perdió una pugna contra el mexiquense, lo que incluso la llevó a salir del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los otros nombramientos son: Secretario de Defensa Nacional General Salvador Cienfuegos Zepeda, de Marina Almirante Vidal Soberón Sanzs, de Desarrollo Social la ex jefa de gobierno del Distrito Federal Rosario Robles, de Medio Ambiente y Recursos Naturales Juan José Guerra, de Energía Pedro Joaquín Coldwell (hasta ayer presidente nacional del PRI), de Economía Idelfonso Guajardo Villarreal, en Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación estará el ex gobernador de Coahuila Enrique Martínez y Martínez, en Comunicaciones y Transporte Gerardo Ruiz Esparza, de Salud Mercedes Juan López, en Trabajo Alfonso Navarrete Prida, de Reforma Agraria Jorge Carlos Ramírez Marín, de Turismo Claudia Ruiz Massieu y Comisión Federal de Electricidad Francisco Rojas.

El gabinete, sin embargo, comienza con dos nombramientos provisionales. A pesar de que solicitó al Congreso modificar la estructura del gobierno, que entre otras cosas supone desaparecer la polémica Secretaría de Seguridad Pública y la de la Función Pública, la iniciativa se atascó porque los senadores del Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática condicionaron los cambios a que se obligue al presidente a someter al Congreso la ratificación de los jefes policíacos, así como un esquema donde comparezcan cada tres meses para evaluar su desempeño. Por ello, Peña Nieto tuvo que nombrar a Manuel Mondragón y Kalb, hasta hoy jefe de la policía de la Ciudad de México, como encargado provisional de la feneciente Secretaría de Seguridad Pública, y a Julián Olivas Ugalde, que se encargará de la también condenada a morir Secretaría de Función Pública.

El gabinete dado a conocer confirma que Peña Nieto tuvo problemas para incorporar a más mujeres en su alineación de arranque de gobierno. De entre las que sí llegaron destaca Rosario Robles, quien no solo fue alcaldesa de izquierda en la capital mexicana (1999- 2000), sino que además dirigió hace diez años el partido de la Revolución Democrática, del que salió en medio de un escándalo de corrupción protagonizado por su entonces pareja sentimental. Robles venía colaborando con el nuevo presidente de tiempo atrás, tanto que fue parte del grupo de transición dado a conocer por Peña Nieto en septiempre, por lo que su nombramiento no constituye del todo una sorpresa, aunque eso sí, la función que le ha sido encomendada –combatir la pobreza y la desigualdad– es una de las que en México se considera que construye candidaturas presidenciales.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/internacional/2012/11/30/mexico/1354312277_600949.html

Moody’s degrada un escalón el mecanismo de rescate europeo

La agencia de calificación de riesgos Moody’s ha rebajado en un escalón la solvencia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), desde Aaa, considerada la matrícula de honor, hasta Aa1, sobresaliente alto, pero con perspectiva negativa. La decisión se produce tras el reciente deterioro de la calificación soberana de Francia, ha explicado la agencia.

Moody’s añadió que esta decisión también se debe a los fuertes vinculación que existe entre los el MEDE y el FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) y sus principales garantes financieros, entre ellos, Francia.

La agencia se retiró a triple A de Francia 19 de noviembre, asignándole también un Aa1. “El principal motivo es el riesgo que sufre su crecimiento económico (…) debido a los persistentes desafíos estructurales que afronta el país”, explicó la agencia en un comunicado.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad es precisamente el mecanismo encargado de inyectar en la banca española el dinero para su sistema financero (los cerca de 37.000 millones que recibirán als entidades para sanearse). Se trata de un cortafuegos para atajar los problemas de los países que pueden poner en riesgo la estabilidad del euro. Sustituyó a su antecesor, el temporal Fondo de Estabilidad Financiera (FEEF), y que dispone de una potencia máxima de 500.000 millones.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/economia/2012/11/30/actualidad/1354314464_901643.html

Los dos hombres fuertes de Enrique Peña Nieto

El Vicepresidente

En México no existe la figura de vicepresidente, pero si el gabinete mexicano incluyera esa posición, en el nuevo gobierno esa silla sería para Luis Videgaray Caso (Ciudad de México, 1968). Videgaray no necesita ocupar la reforzada Secretaría (ministerio) de Gobernación ni presidir la oficina de la Presidencia de la República para ser considerado el hombre tras el poder de Enrique Peña Nieto.

Su influencia se la ha ganado en siete años de colaborar con el nuevo presidente, tiempo en el que este hombre metódico ha sabido aplicar sus habilidades académicas en las labores financieras y partidistas que le han sido encargadas.

Huérfano de padre desde los 11 años, el mayor de tres hermanos y padre de igual número de hijos, Videgaray coordinó la campaña electoral de Peña Nieto, quien antes le encargó la elección del Estado de México de 2011. Ese laboratorio sirvió a Peña Nieto y a Videgaray para ensayar el éxito que tendrían en la campaña presidencial de 2012.

Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Doctor en Economía por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), Videgaray conoció a Peña Nieto cuando formaba parte de Protego, una empresa del ex ministro de Hacienda Pedro Aspe Armella (1988-1994), de quien fue asesor. Al convertirse en gobernador del Estado de México en 2005 Peña Nieto lo nombró secretario de Finanzas, puesto que dejó para ir a la Cámara de Diputados en 2009, donde presidió la poderosa comisión de Presupuesto, en la que actuó como operador del entonces gobernador.

Durante la campaña electoral y después de ella, la voz de Videgaray se ha vuelto cotidiana en los medios de comunicación. Fue acusado por el candidato perdedor Andrés Manuel López Obrador de manejar ilegalmente fondos para la campaña de Peña Nieto, pero nunca se comprobó ilícito alguno.

La visibilidad y elocuencia de Videgaray ha sido tal que durante el periodo posterior a las elecciones se hacían bromas sobre él. Se decía que era una pena que no pudiera ser nombrado en más de un despacho del gabinete. Otro comentario que corría era que en la toma de posesión no se sabía qué era más importante, si saludar a Peña Nieto o a Videgaray, el flamante Secretario de Hacienda cuyo despacho será dotado de más controles, en un afán por tener desde esa oficinal la capacidad de meter en cintura a los gobernadores, famosos por su proclividad a endeudar sin límite a sus estados.

El Supersecretario

Si Enrique Peña Nieto tiene en Luis Videgaray a su cerebro para las políticas públicas, con brillantes credenciales y capacidad de interlocución internacional, Miguel Angel Osorio Chong, el nuevo secretario de Gobernación, es el perfil completamente opuesto. Exgobernador del empobrecido estado de Hidalgo, Osorio Chong es uno de los que primero apostó por su entonces colega gobernador del Estado de México, lealtad que el hoy presidente ha premiado al encargarle el diálogo político y la agenda de seguridad durante el periodo de transición, lo que lo convirtió en el candidato natural para el cargo más importante de la gobernabilidad.

Acusado de ser un gobernador de mano dura, que entre otras cosas cerró una combativa escuela de formación de profesores y que no dudó en ordenar el día de las elecciones en 2010 el allanamiento policíaco de las oficinas de una carismática candidata opositora que aspiraba a sucederle, Osorio Chong ha sabido pasar en poco tiempo del modesto estado de Hidalgo a la primera línea de la política mexicana.

Osorio Chong (Pachuca, 1964) representa la cara de los políticos priístas que hacen carrera subiendo peldaño a peldaño los puestos de la administración pública. Realizó estudios de Derecho en su estado, fue diputado federal y en 2005 gobernador de Hidalgo. Aliado de la poderosa líder del sindicato magisterial Elba Esther Gordillo, ahora tendrá a su cargo no solo la coordinación del gabinete y la gobernabilidad, sino que con la reorganización de la administración pública que ha planteado Peña Nieto también será el funcionario encargado de que la violencia en el país descienda mucho y pronto, como ha sido la oferta del equipo que llega al gobierno.

Hecho en una política local donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no sabe perder, y que para lograr eso no dudan en recurrir a la rudeza, en Osorio Chong estarán puestos muchos de los ojos que querrán comprobar si este supersecretario se convierte en la prueba viva de que el PRI que regresa al poder es uno de nuevo cuño, o si se trata del mismo viejo partido, acostumbrado a salirse siempre con la suya.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/internacional/2012/11/30/mexico/1354310725_224868.html

Soy pensionista. ¿Cómo me afecta la decisión del Gobierno?

Cuando el PP hacía campaña electoral, aseguró que revalorizaría las pensiones. Ya en el Gobierno, el Ejecutivo de Mariano Rajoy insistió en que las subiría “en función del criterio vigente”. Pero no será así. Las subirá, entre el 1% y el 2%, pero no revisará el desfase con el IPC de este año, por lo que los 8,1 millones de pensionistas de España perderán poder adquisitivo.

– Si las pensiones suben según la normativa vigente, ¿Cómo se calcula la revalorización?

A la hora de actualizar las pensiones hay que tener en cuenta dos elementos: saber si en el año que termina se ha pagado una cantidad adecuada a la subida de los precios y decidir si de cara al año siguiente se subirán más. El objetivo es que las pensiones mantengan su valor pese a que la vida suba.

– ¿Cuánto debería haber subido mi pensión si el Gobierno hubiera cumplido su promesa?

El Ejecutivo subió el año pasado, de cara a 2012, las pensiones el 1%. Pero esa era una subida provisional. Ahora, de cumplir con la revalorización, había que saber si la vida en 2012 ha subido ese 1% o más. Para calcularlo se toma como referencia el IPC de noviembre. Según la cifra provisional, el IPC fue del 2,9%. Significa que en 2012 usted debería haber tendio una pensión un 2,9% mayor, pero solo se la subieron el 1%. Ahora, según la normativa, usted debería cobrar una paga en enero compensatoria, que incluyera ese 1,9 puntos de pensión del que no disfrutó. Sin embargo, el Gobierno no le compensará esa diferencia.

– Tengo la pensión media de España. ¿Cuánto debería haber cobrado y cuánto cobraré?

La pensión media en España en noviembre era de 835 euros. Si el Gobierno le hubiera compensado el desfase entre la subida que aplicó y el IPC, debería haber cobrado en realidad 15,8 euros más cada mes y en las dos pagas extra. Es decir, que en enero recibiría una paga compensatoria de 222 euros. Además, de cara a 2013, según lo anunciado por el Ejecutivo esta mañana, su pensión subirá un 2%. Y ese 2% se debería haber calculado sobre 850,8 euros, por lo que cobraría 867 euros al mes. Pero no será así. Ese 2% se lo aplicarán sobre los 835 euros que cobró en 2012. Es decir, pasará de 835 euros a 851,7 euros y no 867 euros. En todo el año (14 pagas) usted dejará de cobrar 214,2 euros, que sumados a la paga compensatoria que no le darán en enero (de 222 euros), suma 436 euros perdidos.

– ¿Recibiré en enero una compensación ya que el IPC ha subido el 2,9% y no del 1%?

No.

– ¿Por qué es importante la revalorización si solo es de 1,9 puntos?

Si usted en 2012 cobró 1.010 euros tras haber subido el Gobierno su pensión un 1%, significa que en realidad, según el IPC de noviembre del 2,9%, debería haber cobrado 1.029 euros. En enero de 2013 el Estado debería compensarle el desfase, y cobraría 266 euros de golpe, es decir, los 19 euros de los 14 meses de paga no recibidos. Pero además, de cara al 2013, en el que el Gobierno ha anunciado que subirá las pensiones entre el 1% y el 2%, al no existir revalorización, como base cogerá la cifra que ha cobrado en 2012, 1.010 euros, y no la que debería haber cobrado, 1.029 euros.

– ¿Subirá algo mi pensión en 2013?

Sí. Un 2% si cobra menos de 1.000 euros. Un 1% si cobra más del 1.000 euros. Pero esa subida se la aplicarán a la misma mensualidad que haya estado cobrando en 2012.

– Cobro menos de 1.000 euros al mes. ¿Cuánto va a subir mi pensión?

Si su pensión es de 1.000 euros o menos en 2012, el alza será del 2%. Este es el caso que afectará al 70% de las pensiones que ahora mismo hay en España, es decir, a 6,6 millones de pensionistas. Si, por ejemplo, cobra 835 euros (el mes pasado esa era la pensión media en España), en enero de 2013 cobrará 851,7 euros.

– Cobro más de 1.000 euros al mes. ¿Cuánto sube mi pensión?

Si usted está en el otro gran gran grupo, el 30% de pensionistas cuya asignación supera los 1.000 euros al mes, su pensión solo aumentará de cara a 2013 un 1%. Si, por ejemplo, cobra 1.100 euros mensuales, a partir de enero de 2013 cobrará 1.111 euros al mes.

– ¿Y si mi pensión es no contributiva?

La subida afecta por igual a todas las pensiones. Sin embargo, puesto que las no contributivas son las más bajas, estarán enmarcadas en el grupo de las que suben el 2%.

 – ¿Hasta cuándo mi pensión se quedará como en 2013?

Depende. El Gobierno deberá decidir el año que viene de nuevo qué hace con las pensiones. Podrá compensar el IPC. O no. Podrá aplicar una nueva subida. O no.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/economia/2012/11/30/actualidad/1354302702_037989.html

La oposición egipcia convoca una protesta contra el poder de Morsi

La oposición al primer ministro egipcio Mohamed Morsi comenzó este mediodía a congregarse en la plaza de Tahrir para protestar por la adopción de la Constitución de una comisión dominada por los islamistas, poniendo de relieve la tensión entre el presidente de la Hermandad Musulmana y su oposición. El opositor y exjefe de la Liga Árabe, Amr Moussa, entre otros dirigentes, se han unido para manifestar, sobre todo, su oposición a los poderes especiales que se ha otorgado el presidente Morsi el pasado 22 de noviembre. Mañana sábado hay convocada una gran manifestación en favor del gobierno.

Ya el pasado jueves, una coalición de líderes de la oposición advirtieron a Morsi que la protesta de los jueces podría extenderse y consolidar un movimiento de desobediencia civil a gran escala. Apenas unos días antes, decenas de miles de manifestantes se habían reunido en la Plaza Tahrir, epicentro de la revolución prodemocracia que provocó la caída del presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011, para movilizarse contra Morsi. Fue la mayor protesta desde la elección del presidente en junio.

Ayer, la Asamblea Constituyente egipcia, que debate el texto de la nueva norma fundamental de la era pos-Mubarak, votó a favor de mantener como fuente principal de legislación “los principios de la sharia (ley islámica)” —algo diferente a establecerla como única fuente de derecho—. El alcance en la nueva Constitución de este compendio de normas nacido de la interpretación más rígida del islam ha sido uno de los frentes de batalla entre laicos y religiosos tras la llegada a la presidencia de Mohamed Morsi, miembro de los Hermanos Musulmanes. La asamblea finalizó esta madrugada los trabajos y presentará hoy el texto consensuado al presidente.

El artículo que ha suscitado un mayor debate ha sido el número 2, que establece la identidad del Estado y el papel de la sharia . Finalmente, su redacción es la misma que en la Constitución de 1971: “Islam es la religión del Estado, el árabe es su lengua oficial y los principios de la sharia son la principal fuente de legislación”. Hasta ahora, el artículo ha sido interpretado de forma laxa y no ha constreñido el margen de maniobra del Parlamento.

Por esta razón, los ultraconservadores salafistas insistieron sin suerte en retirar la palabra “principios” o sustituirla por “provisiones”, con el fin de aplicar la ley islámica de forma íntegra. Como concesión para obtener su apoyo, los Hermanos Musulmanes aceptaron añadir una disposición adicional que define los “principios de la sharia” y especifica que incluyen todas sus provisiones, lo que motivó el rechazo de los representantes laicos, que temen que abra la puerta a una teocracia.

Tras un intento de tender puentes a la oposición, el presidente Morsi y su movimiento político se han enrocado en la grave crisis que azota el país después de que el rais se otorgara de forma unilateral un poder cuasi absoluto.

Una de las provisiones más controvertidas de la declaración constitucional de Morsi fue el blindaje de la Asamblea Constituyente frente a una posible disolución por parte del Tribunal Constitucional. Estaba previsto que la corte se pronunciara sobre la legalidad del comité, dominado por las corrientes islamistas, a partir del próximo 2 de diciembre. Las fuerzas laicas, que se han retirado de la Asamblea, confiaban en que su disolución condujera a un nuevo comité más equilibrado.

El proceso de redacción de la nueva Carta Magna se inició hace casi seis meses, y había entrado en su última fase en octubre. Ya se han publicado diversos borradores y tan solo quedaba por decidir el contenido de varios de los artículos más sensibles. El presidente de la Asamblea, el juez Hossan al Geriany, informó el miércoles que al día siguiente se procedería a una votación final de cada uno de los más de 200 artículos.

“La decisión de acelerar el voto solo servirá para echar leña al fuego”, dijo al diario Al Ahram Mohamed Abdelalim Dawud, miembro del histórico partido Wafd, y uno de los que se ha retirado de la Asamblea Constituyente.

Según la normativa actual, la mayoría necesaria para aprobar la Constitución es de 57 de los 100 miembros de la constituyente. Luego, debe ser aprobada en referéndum para que entre en vigor. Los islamistas poseen el quórum suficiente para aprobarla. Si lo logran, Egipto vivirá el sábado una situación de tensión que puede acabar en un baño de sangre.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/internacional/2012/11/29/actualidad/1354178560_541557.html

Peña Nieto impulsa un acuerdo con la oposición para lograr reformas

El guión era perfecto y difícilmente superable como señal de un inmejorable arranque de gobierno. Tres días antes de asumir este sábado la presidencia de México, Enrique Peña Nieto (Atlacomulco, 1966) estuvo a punto de lograr que los tres principales partidos políticos mexicanos se comprometieran con una agenda común de reformas. En el último minuto, diferencias internas en el principal partido de izquierda provocaron que la presentación del acuerdo se tuviera que retrasar, pero algo ha quedado ya en el ambiente, algo que habla de que Peña Nieto intenta dar al país desde el minuto uno de su mandato el mensaje de que los tiempos de la discordia sin fin entre los políticos podrían empezar a quedar atrás, cosa que, se puede decir, este país anhela tanto como el fin mismo de la violencia.

Durante dos meses, en completo sigilo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) —que con Peña Nieto regresa a la presidencia de la República después de que la perdió hace 12 años—, el Partido Acción Nacional (PAN, derecha), el gran derrotado en las elecciones del 1 de julio, y el de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), en cuyas filas ya no milita el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, negociaron el Pacto por México, un listado de 68 reformas que podrían romper las amarras estructurales que, entre otras cosas, hicieron que este país creciera solo un 1,9% de promedio en los últimos seis años.

Peña Nieto, que anuncia su Gabinete a las 15.00 horas de este viernes (hora mexicana, 22.00 hora peninsular española), recibe un país en crispación —nunca fue superado del todo el tema de la legitimidad del presidente Felipe Calderón, a quien los partidarios de López Obrador cuestionaron hasta el último minuto su apretado triunfo en 2006—, pero también tiene frente a sí una sociedad que se encuentra harta de la violencia, que ha dejado alrededor de 60.000 homicidios y miles de desaparecidos en los últimos seis años.

Por encima de esas dos circunstancias, México ha visto cómo en los Gobiernos panistas (2000-2012) el Congreso se ha convertido en un agujero negro donde las diferencias ideológicas y una miope matemática electoral de corto plazo matan cualquier iniciativa.

El Pacto por México comenzó a forjarse después de que el triunfo de Peña Nieto fuera decretado por los tribunales en septiembre. Si cuaja, los tres partidos tendrán algo que ganar. El PRI está urgido de consolidar la idea de que harán un gobierno de resultados y de paso quieren desterrar los temores de que ha regresado al poder el partido que mediante la corrupción, el populismo, la discrecionalidad y la violencia soterrada monopolizó el poder de 1929 a 2000.

Tras quedarse corto en las expectativas en dos muy distintos sexenios (Vicente Fox, 2000-2006, y Felipe Calderón 2006-2012) el PAN, por su parte, regresa a lo que muchos consideran su mejor papel, el de una oposición que logra negociar una agenda y contribuye a los cambios. Mientras tanto, el PRD, sin López Obrador —quien nunca reconoció el triunfo de Calderón en 2006 y tampoco ha reconocido la legitimidad de Peña Nieto— quiere posicionarse como un partido de izquierda moderna, lejana a una reciente tradición de desplantes pendencieros y oposición casi total a cualquier cosa que busque abrir a la iniciativa privada sectores como el del petróleo.

El acuerdo, que lleva por nombre Pacto por México, compromete a los partidos a aprobar, entre otras, reformas para permitir la inversión privada en Petróleos Mexicanos, mejorar la calidad educativa, combatir los monopolios, licitar más canales de televisión y anular elecciones cuando se compruebe que se ha rebasado el tope de gastos de campaña permitido por la ley.

Aunque algunos sectores del PRD han reprochado a su presidente, Jesús Zambrano, que participe en las negociaciones, éste ha ratificado que seguirá en ellas. La firma del Pacto por México ha sido postergada por las diferencias internas entre los perredistas, pero distintos actores creen que en cosa de días el acuerdo será ratificado por las tres principales fuerzas políticas, lo que de traducirse en hechos constituiría el fin del marasmo que caracterizó a los gobiernos panistas.

from Portada de EL PAÍS http://elpais.com/internacional/2012/11/30/actualidad/1354302108_422487.html