La tragedia griega jamás contada de los hermanos Dalí

“A veces escupo por placer sobre el retrato de mi padre”, escribió Salvador Dalí sobre un cuadro en París. La tomentosa relación entre el pintor y su familia hoy sería portada de las revistas más sensacionalistas del corazón. Pero en aquella época, a mediados del siglo XX, las desavenencias se retroalimentaron a través de autobiografías envenenadas, libros cruzados, exilios y silencios eternos. Salvador Dalí y su hermana Anna María estuvieron casi 40 años sin hablarse. Solo la muerte puso fin una historia casi desconocida, ahora llevada a la gran pantalla de la mano del director de cine Ventura Pons.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2ofic8V

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s