La importancia de llamarse Yarrington

La importancia de llamarse Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba es haber tenido hasta octubre ocho escoltas pagados por el Estado a pesar de llevar cinco años prófugo. Exactamente el doble de importante que su sucesor al frente del Gobierno de Tamaulipas, Eugenio Hernández, también prófugo, que tenía cuatro. La importancia de apellidarse Yarrington fue poder poner los pies en la mesa del rancho de George Bush, cuando eran “compadres”, como lo definió el gobernador de Texas antes de convertirse en el 43º presidente de Estados Unidos.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oJ4S0F

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s