El fracaso de repoblar Vilariño

Paula corretea por la desangelada plaza de Vilariño de Conso (Ourense) con cara de sueño. Tiene dos años y un hermano, José Andrés, de seis. Llegó recién nacida desde Barcelona a este rincón de la montaña ourensana en brazos de sus padres, que buscaban un lugar para sobrevivir.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oeuXBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s