Colecta para salvar el videoclub del barrio

“Tenía la decisión tomada. No podía seguir metiendo más dinero de mi bolsillo en algo que sistemáticamente no funcionaba con la estructura de costes actual. Pero empezaron a decir que estarían dispuestos a aportar su dinero para que el local siguiera y me dieron la idea”, recuerda emocionado Andrés, que además de responsable de ese videoclub es profesor universitario. “Los clientes me convencieron para buscar un local más barato. Y el crowdfunding me serviría para tener la capacidad de poder moverme a otro sitio. Y saldar las deudas de los últimos meses”.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oESWuz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s