Pablo Ibar, segundo asalto contra la pena de muerte

En febrero del año pasado el Tribunal Supremo de Florida revocó la condena a muerte, debido a “una defensa ineficaz” y “pruebas escasas y débiles”, y ordenó repetir el proceso. “Aquella fue la primera buena noticia en 22 años”, recuerda Cándido Ibar en su casa de Miami. “El problema es que ahora esto se está tardando”. El caso se encuentra en fase de audiencias preparatorias de cara a poner fecha para el definitivo juicio, dirimiéndose con lentitud las pruebas que se podrán presentar. Este martes se espera que el juez resuelva si acepta a un testigo, relevante en el veredicto anulado, que dijo haber reconocido a Ibar en la escena del crimen. La defensa lo ha impugnado, con participación de un psicólogo experimental, resaltando las malas condiciones en que divisó al supuesto involucrado –por el retrovisor de un coche con lunas tintadas y con el sol en contra– y sosteniendo que los detectives lo indujeron a identificar a Pablo Ibar. Una vez se decida sobre esa prueba se discutirán otras; la más importante, un vídeo de baja calidad en el que aparece una figura parecida a la suya.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oEVdG4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s