Aguirre convierte el juicio de la Gürtel en una defensa de sus éxitos políticos

Esperanza Aguirre atraviesa, sin duda, sus horas más bajas en sus 35 años de carrera política. La detención, ayer miércoles, de Ignacio González, su mano derecha y sucesor en la presidencia de la Comunidad de Madrid, por el caso Lezo de corrupción, ha triturado el resto de prestigio que le quedaba tras el arresto, en octubre de 2014, de su mano izquierda, el exconsejero Francisco Granados, por el caso Púnica. Ambas investigaciones –la primera incipiente, la segunda ya avanzada- indagan, entre otros aspectos, en la financiación irregular del partido en Madrid durante sus años al frente de la formación. Aun así, este jueves, Aguirre –aferrada al cargo de portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid- ha utilizado su declaración como testigo en el caso Gürtel en la Audiencia Nacional para sacar pecho de lo que considera sus éxitos de gestión.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oT05Ys

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s