El fiscal jefe Anticorrupción se opuso a varios registros antes de la detención de Ignacio González

El nuevo fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, puso en duda parte de la investigación de la Operación Lezo que ha acabado este miércoles con la detención, entre otros, del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Según fuentes de la fiscalía, Moix puso en duda que parte de las pruebas recogidas durante la investigación que dirige el juez Eloy Velasco tuvieran la suficiente contundencia para realizar varios de los registros que finalmente se practicaron y, por ello, comunicó por escrito a los responsables de las pesquisas, los fiscales Carmen García Cerdá y Carlos Yáñez, que debían retirar la práctica de dichas diligencias del escrito que iban a presentar ante el magistrado para que los ordenara.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oSpIZa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s