El precio por la pérdida traumática de un testículo

El suceso que en 2015 estremeció al pequeño municipio de Punxín, de apenas 800 habitantes, se ventila estos días ante un tribunal de la Audiencia de Ourense. En el banquillo se sienta un vecino de la localidad, Julio F.G.,, cinturón negro de taekwondo, al que se le acusa de haber agredido brutalmente al joven panadero, Diego D., que entonces contaba 21 años, y como consecuencia de los golpes perdió el testículo izquierdo tras permanecer varios días hospitalizado.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oTkY5I

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s