Cómo opositar sin volverte loco

“Al principio empiezas con las pilas muy cargadas y luego te entran unos bajones que llegas a pensar que eres bipolar”. Nuria, graduada en Historia del Arte de 34 años y opositora a conservador de museos desde hace uno, cree que lo peor de opositar es el aislamiento. “Te desconectas de la gente porque tu prioridad es otra. A los cuatro meses te empiezas a sentir asocial, no es natural recluirte del mundo”, explica. Su testimonio coincide con el de la mayoría de opositores, según Ignacio Fernández, psicólogo de la Clínica Universitaria de Psicología de la Universidad Complutense. “No existen datos de cuántos opositores sufren problemas de ansiedad y depresión, pero sin duda el factor número uno para sobrevivir a unas oposiciones es mantener una mínima red social”, señala.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2oWYnoW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s