La tecnología jubilará primero a los menos cualificados

Desde hace unos días, una flota de robots reparte comida por las calles de San Francisco (EE UU). El servicio funciona con una app de comida a domicilio: se pide desde el móvil al restaurante preferido, el robot recoge el pedido y lo lleva hasta casa. Este reparto automatizado puede fastidiar a muchos estudiantes que obtenían unos ingresos extra repartiendo comida. Pero es también un ejemplo de los retos que plantea la nueva oleada de innovaciones tecnológicas. Aún no está claro quién ganará o perderá con tantos cambios. Es posible que, incluso, ganen todos.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2pkRHnD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s