Atribuidos a Picasso cuatro dibujos de su adolescencia

Pablo Ruiz Picasso fue un autor prolífico que llegó a pintar varias obras en un mismo día, por lo que al fallecer, en 1973, había realizado miles de pinturas, grabados y esculturas. También en su niñez y adolescencia, ya en su Málaga natal o en A Coruña o Barcelona, donde su familia se fue a vivir, el niño pintó con la misma profusión cientos de ejercicios para ejercitar la mano y conseguir dominar el dibujo, las proporciones y las sombras; unas pequeñas obras que no siempre se han conservado. Un estudio realizado por el Centre d’Art d’Època Moderna (CAEM) de la Universitat de Lleida, que lleva 17 años investigando y profundizando en el conocimiento de obras de arte, ha permitido atribuir al artista cuatro dibujos realizados entre 1894 y 1896, durante la etapa en que su familia vivía en A Coruña. Los dibujos, a tinta, lápiz de carbón o lápiz de grafito, captan el ambiente doméstico del niño, en el que predominan escenas familiares con su padre, su madre o su tía en estancias de la casa.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2qacY2Z

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s