El olfato humano no es peor que el de los perros para algunos olores

La idea de que el olfato humano es peor que el de los perros y otros animales es un mito del siglo XIX. En 1859, el naturalista inglés Charles Darwin publicó El origen de las especies, un libro que dejaba en ridículo la Creación bíblica de Adán y Eva, al presentar la teoría de la evolución de los seres vivos por selección natural. La Iglesia católica reaccionó como pudo al varapalo. En Francia, se concentró en atacar a la prestigiosa Facultad de Medicina de París. En sus aulas impartía clase Paul Pierre Broca, un anatomista de patillas kilométricas que figuraba en el punto de mira de los obispos por enseñar el materialismo: la idea de que no existe un alma inmortal como predica la Iglesia, sino solo un vulgar cuerpo físico.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2qcGcfD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s