El ascenso supersónico de dos ganadores atípicos

Cuando Emmanuel Macron asumió este domingo el cargo de presidente francés, culminó una carrera improbable: la de un joven de 39 años sin apenas experiencia política ni partido que llega a la jefatura de Estado de una potencia nuclear, la sexta economía mundial. También refutó a quienes decían que otra victoria improbable, la de Donald Trump en Estados Unidos el 8 de noviembre de 2016, anticipaba un efecto dominó en Europa.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2r6ubv5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s