Los mil y un naufragios de Kolda

El 21 de abril de 2007 un cayuco zarpaba sigilosamente de la isla de Diogué, en el sur de Senegal. Sus 160 ocupantes, jóvenes de la región de Kolda, pretendían alcanzar Canarias, como tantos otros en aquellos años. Sin embargo, la barca desapareció para siempre en lo que fue la peor tragedia conocida en la historia de la inmigración clandestina hacia España. Hoy, diez años después, poco ha cambiado en una de las regiones más deprimidas de Senegal: los chicos siguen partiendo hacia Europa, ahora por la ruta libia, y continúan pagando un duro tributo al dios migratorio. Los que llegan son héroes y salvavidas; los que se quedan en el camino, mártires. El agujero que dejan atrás es inmenso. Kolda, el drama continúa.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2r81uOu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s