“Es un mensaje muy cabrón, de miedo”

Pasadas las 9.30 de la mañana, los peldaños de la entrada a la catedral presentaban un mural de gritos, lamentos y quejidos. Se juntaron alrededor de 200 periodistas. Uno de los más veteranos, Jorge Guillermo Cano, responsable de la revista Vértice, tomó la palabra: “Esta es una profesión que debería ser digna y respetada, pero no lo es por los que gobiernan”. Era difícil saber si se refería al Gobierno legítimo, el que dirige el Estado de Sinaloa en México, o al de las sombras y los cuernos de chivo, el Gobierno del narco.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rnE7wF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s