Tres picoteos libres de culpa

Que el aperitivo es uno de los mayores placeres de la vida es un hecho innegable: en él suele haber comida rica, bebida ligeramente achispante y buena compañía. Si lo practicas con devoción, pero llevas tirando de las sempiternas conservas de mejillones y aceitunas desde que tienes uso de razón, es evidente que te toca actualizar el menú de vermuteo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2pV6XDv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s