Con Antonio Banderas

España arrastra una gran asignatura pendiente en cultura, y es la capacidad de atraer talento para la promoción y generación de sinergias que ayuden a lograr objetivos ambiciosos que beneficien a todos. Algunas ciudades lo han conseguido por su cuenta, como Bilbao con el Guggenheim, o Málaga. Esta última se ha transformado en un polo cultural dinámico capaz de hacer convivir el legado de Picasso, del Thyssen-Bornemisza, del Pompidou, de las colecciones de San Petersburgo o del arte contemporáneo en foros distintos que dialogan y se complementan entre sí de forma atractiva y ejemplar.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2pMnkXF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s