Los dos urbanos se culpan mutuamente de la muerte de su compañero

Los dos agentes de la Guardia Urbana acusados de matar a su compañero Pedro Rodríguez se pasan la pelota. En su declaración ante el juzgado de instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Rosa Peral dijo que Albert López fue a su casa, mató a su novio y después le pidió a ella que le encubriese. “Voy a hacer que tus hijas se ahoguen en su propio vómito si no me ayudas”, explicó a la juez que le dijo López, según recoge La Vanguardia.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2qvoypu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s