Robert Mueller, el exdirector del FBI que definirá la presidencia de Trump

12 de marzo de 2004. Es una fecha clave para entender la fama de Robert Mueller como persona que planta cara al poder. Mueller, entonces director del FBI, y James Comey, que le sustituiría en el cargo y entonces era el número dos del Departamento de Justicia, se dirigían a la Casa Blanca. Tenían previsto presentar su dimisión al presidente George W. Bush tras oponerse a reautorizar, como les había pedido el equipo del republicano, un programa de espionaje a estadounidenses. Mueller y Comey consideraban ilegal el programa y así se lo comunicaron a Bush. El mandatario aceptó modificarlo y ambos descartaron dimitir.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2quKyAU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s