Laureano Oubiña: “Gané mucho dinero y llegué a esconderlo en cajas de tomates”

El narcotraficante Laureano Oubiña ha vuelto a Galicia después de saldar sus deudas con la justicia, aunque su nombre sigue siendo un recuerdo lacerante para muchas familias que sufrieron en sus carnes el azote de la droga. No le será tan fácil saldar cuentas con la sociedad a la que vuelve y tampoco da muestras de arrepentimiento. La cárcel fue su domicilio durante dos décadas. Ha salido como el transportista de hachís más castigado en España al cumplir íntegramente tres de sus cinco condenas por narcotráfico, delito fiscal, cohecho y blanqueo. Ahora disfruta de la etapa más esperada de su turbulenta vida y habla, sin barreras, de su mundo al otro lado de la ley que tanto interés despierta al resto de los mortales. “Soy libre, he pedido perdón y estoy arrepentido de lo que hice, pero en mis adentros me siento un rehén del Estado porque nadie ha pagado con la cárcel ni ha apoquinado hasta el último céntimo como yo, ni siquiera traficantes como Pablo Escobar o El Chapo. Y me sigo preguntando por qué a un condenado por transportar hachís le han hecho esto”, proclama.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2pQ217X

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s