El hijo derrochador y desagradecido que quería vivir toda la vida de papá

Unos padres millonarios no tienen ninguna obligación de apoyar económicamente a sus hijos de por vida si estos son manirrotos, despilfarradores y desagradecidos. Un juez de Londres acaba de dictaminar que Dave y Angela Dawes –un modesto matrimonio de Cambridgeshire (Reino Unido) al que el Euromillón hizo inmensamente rico– no tienen por qué seguir dándole dinero a su hijo Michael cada vez que lo pida, porque este y su novio se fundieron en menos de dos años 1,86 millones que habían recibido de regalo, en la confianza de que papá nunca lo dejaría tirado. 

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2pVnpsh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s