Avispa asiática: las huellas de una devastación silenciosa

Desde que la avispa asiática (Vespa velutina) entró en el espacio aéreo español en 2010, algo raro está pasando en los campos de la Cornisa Cantábrica. Lo cuentan sus pobladores y a los científicos no les sorprende. Faltan mariposas, moscas, avispones y, sobre todo, abejas, un manjar para esta especie invasora pero de cuya polinización depende el 70% de los cultivos para consumo humano según Greenpeace. Todo apunta a que el voraz insecto procedente de China, que llegó a España desde Francia, está ganándole la guerra a sus parientes autóctonos. “La gente te dice que ve muchos menos insectos y las trampas que se han puesto contra la avispa lo confirman: al principio se cazaban pocas velutinas y muchos insectos de otras especies y ahora es al revés. Pero no hay datos”, explica Carlos Valcuende, de la Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2qDAEJy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s