Burger King enfada a la Casa Real belga con una campaña publicitaria

La viralidad es, en ocasiones, un objetivo publicitario ajeno a las normas de respeto más elementales. La campaña con la que Burger King desembarca en Bélgica es un ejemplo de ello. La cadena de hamburgueserías, que hasta el momento regentaba en el país establecimientos bajo la marca Quick, abrirá sus primeros locales con su principal enseña el próximo mes en Amberes, Charleroi y Namur. La estrategia para que todos los ciudadanos se enteren ha sido utilizar sin pedir permiso la imagen del jefe del Estado, el rey Felipe de Bélgica, algo que no ha sentado nada bien en Palacio.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rEEUgY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s