Susana, Beatriz y Valentina

Estos nombres ocupan la crónica negra como las víctimas que se ha cobrado el fin de semana pasado un tipo de terrorismo que vive entre nosotros: el machista. Ese que no entiende de edad, religión ni ideología política. El que no se detecta en el control exhaustivo de un aeropuerto, ni en un registro de madrugada en ninguna vivienda o sede. El que no reivindica nada excepto su egoísmo y posesividad. El que ataca por sorpresa. El que vive en tu casa y se acuesta en tu cama. El que nos está matando.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rSbE65

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s