Los municipios del sureste piden ayuda para acabar con la plaga de la mosca negra

La mosca negra, de la familia de los simúlidos, apenas mide seis milímetros. Aparece entre mayo y octubre y su mayor actividad se registra al atardecer, durante las primeras horas de la noche y al amanecer. Además de rasgar la piel, su mandíbula libera un anestésico vasodilatador, lo que retrasa la sensación de haber sufrido su mordedura, que deja como resultado una pequeña inflamación rojiza y sangrante. A pesar de que es dolorosa, no reviste riesgo de transmisión de enfermedades, asegura el doctor Luis Pastor, jefe de Dermatología del Ruber Internacional.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rWsVee

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s