Los olvidados de Sudán del Sur

El punto donde convergen Sudán del Sur, Uganda y la República Democrática del Congo ha pasado de ser un lugar místico a uno fantasma. Salia Musala, como se conoce a esta intersección de tres colinas que representa la unidad de la tribu de los kakwa pese a la separación de las fronteras marcadas por los colonos, se ha convertido en una tierra de nadie. Aunque esté constantemente patrullada por las fuerzas cercanas al presidente dinka, Salva Kiir, las emboscadas y los choques con los partidarios del exvicepresidente nuer, Riek Machar, están a la orden del día. Hasta hace poco, el paso fronterizo entre Kaya (Sudán del Sur) y Oraba (Uganda) era uno de los más concurridos entre los que huían del conflicto iniciado en diciembre de 2013 y que ha situado al país al borde del abismo. Tras el recrudecimiento de la violencia el pasado verano, esta vía de escape se ha vuelto demasiado peligrosa para los refugiados, empujando cada día a un promedio de 2.000 personas a buscar recorridos alternativos para cruzar a Uganda y moviendo de manera continua la emergencia de un punto a otro de la frontera.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2sqhVlU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s