Trump y Chéjov

Qué cómodo es ser irracional. Dejarte llevar por tus manías, tus obsesiones, por una indulgente comprensión hacia los defectos de uno mismo y una ira incontrolada contra los demás. Qué fácil emitir juicios arbitrarios. Qué incapacidad de renovar cada cierto tiempo la zona rocosa del pensamiento, esos rincones en que las neuronas se encasquillan y se engolfan rumiando solo tres ideas que uno no se cansa de repetir. Lo pienso al recordar todo aquello en lo que he cambiado en los últimos años. Y conmigo, sé que muchos de ustedes han experimentado algo parecido. No me lamento de uno solo de esos cambios, al contrario, pienso que he forzado a mi cerebro a que sea moldeable; la flexibilidad es un síntoma de que aún eres capaz de ponerte en duda. Es un ejercicio de musculación. Envejecer no depende tan solo del paso del tiempo, se puede envejecer prematuramente por enrocarse en unos principios que acaban siendo tan sagrados como los que fundamentan una fe ciega. Hace unos años, por ejemplo, no estaba tan presente en mi manera de entender el mundo la preocupación por el medio ambiente. Muchos de nosotros observábamos el activismo ecologista como una misión obsesiva de unos pocos extravagantes. Ahora lo juzgo de otra manera: ¿qué hubiera sido de nosotros de no haber existido el empecinamiento de esos pocos que nos avisaron de que el planeta en el que habitamos tiene unos recursos limitados, de no habernos advertido de que el medio ambiente es tan importante como sus usuarios? Para llegar hasta este razonamiento había que hacer un esfuerzo tanto de sensatez como de generosidad, porque pelear por el entorno que dejas a aquellos que disfrutarán de las instalaciones cuando tú ya no seas cliente es una idea loca, muy extraña, que requiere una gran dosis de imaginación no exenta de melancolía: dejar la casa limpia para aquellos que te sucedan, sean o no sean de tu sangre, para el prójimo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2snnnXz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s