Víspera de Champions en el Hotel Mercure

Julian Hodge nació en 1904 y fue hijo de un soldador y una ama de casa; acabó fundando el Banco de Gales y después, buscando un objetivo más ambicioso, levantó un banco llamado Julian Hodge. Tuvo tiempo, antes de morir a los 99 años, de dejar un edificio como legado en Cardiff, la Julian Hodge House, que fue mudando de nombre según cambiaba de manos hasta llamarse Mercure Hotel. Esa dirección fue la elegida por la UEFA para que se hospedase el Real Madrid tras las protestas de Zinedine Zidane: al Madrid lo habían mandado a las afueras de Cardiff, a una hora y media del estadio, y el entrenador de Madrid se negó a tener a sus jugadores metidos tres horas en un autobús. El francés es un hombre tranquilo de creencias firmes: del mismo modo que le dobla la mano a la UEFA, se niega a arrodillarse —el único en la expedición blanca de 2002— ante el Papa Juan Pablo II. Ni su Champions está fuera de Cardiff ni su Dios en el Vaticano.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2s2HBsz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s