El día que ‘El Trump’ naufragó en la costa gallega

El marisco dio la primera pista. En aquel lugar a nueve millas de la costa, relativamente cerca de tierra firme, pero alejado si se tiene en cuenta lo pronto que se encabrita mar adentro el Cantábrico, los crustáceos salían manchados de óxido y los aparejos de los pescadores se enganchaban en el fondo. Hacía tiempo que los marineros sabían que abajo, muy abajo, tenía que haber algo sumergido. Podría tratarse del contenedor lleno de frigoríficos que hacía años había perdido un carguero, o cualquier otro vestigio humano con componentes de hierro del que no había recuerdo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2qWVIvN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s