Esta tecnología marca la diferencia entre pasar hambre o no hacerlo

La diferencia entre tener asegurado el alimento cada día o no puede depender de una inversión de menos de 1.000 dólares. 50 al mes, con un préstamo. Demasiado para muchas familias de las zonas rurales y agrícolas de Bolivia. La diferencia entre tener seguridad alimentaria y su ausencia puede estribar en un motor que bombee agua a los cultivos, una pequeña carpa de plástico para montar un invernadero o un molino eléctrico para fabricar harina. Artículos imposibles de adquirir para poblaciones que viven al día, sin acceso al crédito ni, a menudo, a la titulación de sus tierras.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rOeXZw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s