La polémica celda 61 de la cárcel de Palencia

“Celda de observación”. Ese es la denominación que recibe la celda 61 del departamento de Ingresos del Centro Penitenciario La Moraleja-Dueñas (Palencia). Un habitáculo en el que son recluidos aquellos presos de los que se sospecha que portan drogas en su organismo. Su objetivo: conseguir que la expulsen para incautársela y evitar que trafiquen con ella o la consuman. Para ello, esta celda cuenta con unas características peculiares: los desagües de la ducha y el lavabo están cegados, no hay agua corriente, tiene dos cámaras de vigilancia, la ventana está cubierta de una rejilla para impedir que se pueda lanzar ningún objeto al exterior, permanece iluminada incluso durante las horas nocturnas y su inodoro está comunicado con otra celda para que sus heces puedan ser recogidas.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2r79FLw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s