Temer salva su primer gran escollo al evitar su destitución en el Tribunal Electoral

El proceso televisado ha tenido un protagonista: Herman Benjamin, el juez instructor de la causa, que urgió a sus compañeros destituir al presidente. Pero su compañía no era la indicada. El presidente del Tribunal Electoral, GIlmar Mendes, nunca ha ocultado su amistad con Temer. Otros tres jueces fueron nombrados por el mandatario. Este grupo de cuatro estuvo interrumpiendo y cuestionando a Benjamin desde que este comenzó a exponer la causa el martes. Viendo el panorama, muchos en Brasilia dieron la causa por perdida nada más empezar. Benjamin no. El juez en minoría, sudoroso y ronco por culpa de la gripe que sufre estos días, fue encarando, entre toses, los tecnicismos de sus compañeros, interminable sesión tras interminable sesión, Tendría que haber leído su voto el martes; no pudo hasta este el jueves por la noche. “Allá cada uno de los seis magistrados que me acompañan, pero yo como juez me niego a ser el enterrador de las pruebas objetivas”, protestó en un momento dado, esgrimiendo su inseparable kleenex marchito.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2sd8Elx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s