Cuarenta días en prisión por viajar a Palmira

La primera víctima española del endurecimiento de las políticas migratorias de Estados Unidos con Donald Trump ha sido el arquitecto navarro de 32 años Leandro Pérez Cadarso, detenido en la frontera de Tijuana, supuestamente por haber viajado a Siria hace seis años. Sin cargos ni explicaciones, encadenado de pies, manos y cintura, sufrió tratos vejatorios y un encierro de 40 días en instalaciones penitenciarias de San Diego y Caléxico. Fue deportado y llegó a Madrid hace 10 días. Es víctima por partida doble pues hace cuatro años emigró a México para buscarse la vida ante la imposibilidad de encontrar trabajo en España. Se fue pensando siempre en volver. Miles de licenciados de su edad hicieron lo mismo, pero ninguno ha padecido la pesadilla, la tremenda injusticia que Leandro Pérez relata a EL PAÍS porque considera su deber hacerlo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2rhga9Y

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s