La burocracia frena que el apellido paterno deje de ser preferente al materno

El Senado aprobará previsiblemente esta semana que la entrada en vigor de la ley del Registro Civil se posponga hasta junio de 2018, lo que supondrá que los recién nacidos sigan recibiendo por defecto el apellido paterno antes que el materno durante al menos un año más. El Congreso aprobó en mayo que esa priorización desapareciera a finales de este mes, emplazando a los progenitores a ponerse de acuerdo. Sin embargo, los partidos han pactado ahora retrasar la aplicación de esta Ley para así coordinarla con la de Jurisdicción Voluntaria, “evitando disfunciones en el tratamiento de la información registral y la aplicación de la nueva estructura organizativa”. En consecuencia, y por tercera vez, la igualdad en el orden de los apellidos ha sido la víctima colateral de una dura negociación para cambiar el funcionamiento de las oficinas del registro civil.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2t9u9A3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s