Madrid, tapas y fiesta

Comer al paso, picar y tapear en Madrid puede ser una fiesta cuando se conocen los lugares y sus respectivas especialidades. Más que nunca, en el aspecto gastronómico la capital constituye un gigantesco crisol donde confluyen lo moderno y lo castizo, locales étnicos, bares tradicionales, barras de pinchos vascos y freidurías andaluzas junto a fórmulas de corte creativo. Panaderías, hamburgueserías, bocadillerías, pastelerías de alta reputación golosa, terrazas, mercados de abastos, locales para celiacos o intolerantes a la lactosa, heladerías y tiendas donde se hacen batidos de frutas al momento conviven con espacios donde se elaboran cócteles a la última, aparte de santuarios de las cervezas y tascas con barras de estaño y los clásicos vermús de grifo. Son el espejo de una urbe multipolar, donde perviven escenarios costumbristas que evocan a Benito Pérez Galdós o Mesonero Romanos con otros de diseño propios del siglo XXI.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2t7mlj0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s