La quimera de alquilar piso para trabajar en Baleares

La habitación que Carlos Fernández ocupa en Ibiza tiene un cierto halo de asepsia. Cama individual, armario nuevo, escritorio impoluto. Todo a estrenar. Pero algo no cuadra en este habitáculo en el que este médico reumatólogo, de 29 años y natural de Murcia, pasa el poco tiempo libre que le queda después de trabajar. La habitación forma parte de las ocho que el Gobierno balear ha puesto a disposición del personal médico desplazado a la isla después de rehabilitar la planta de pediatría del antiguo hospital de Can Misses.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2sBosh7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s