Lo que no enseñan en ‘Masterchef’: ¡fregad, malditos!

Los programas de cocina que escupen todas las cadenas de televisión son una delicia. Chicos y chicas guapos, enfrentados a unos jueces implacables que les obligan a elaborar platos de tres estrellas Michelin. Sus seguidores disfrutan y se les hace la boca agua viendo cómo los aprendices la fastidian y se largan de los programas. Todo parece muy bonito. Pero ¿cuál es la realidad de una auténtica escuela de hostelería? Hay que fregar, sí, y limpiar cacerolas y otras muchas cosas más que no se muestran en prime time. La realidad es más cruda, como un filete de ternera recién venido de Mercamadrid.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2tfAzhN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s