Pablo González intentó tranquilizar a su hermano: “Si te detienen no serás el primero ni el último…”

El expresidente de Madrid Ignacio González sabía desde meses antes estallar la Operación Lezo, el pasado mes de abril, que tenía los teléfonos pinchados, barruntaba que el cerco policial se estrechaba y temía acabar detenido y en prisión. Pero cuando supo por diferentes fuentes que estaba pinchado (entre otras, “por una amiga magistrada de la casa” según dice que le comentó el ejecutivo de La Sexta TV y presidente del periódico La Razón, Mauricio Casals) ya era tarde. Fue entonces cuando recordó, por ejemplo, algunas llamadas “preocupantes” que había mantenido con Fernando Belhot, un turbio abogado uruguayo que le presentó el exministro de Aznar Eduardo Zaplana (otro de los 51 investigados en la red Lezo).

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2srBhZc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s