Así fue la misa por el último emperador mexicano 150 años después de su muerte

Al salir de la iglesia, una mujer menuda y de una palidez aristocrática casi se pierde por los árboles genealógicos de su familia. “Tenemos sangre de muchísimas casas reales, sangre de los Borbones, de la casa de Orleans, de los Medici… son muchas casas”. En ese momento, para de hablar y saca del bolso unos papelitos escritos a mano y amarrados con un clip. “Son como 200 reyes los que traigo en la sangre. Como no me los sé de memoria, los traje apuntados para acordarme. Te los voy a leer”. Antes de empezar la lista, hace otra parada:

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2sLvIHn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s