“Él está vivo y mi familia ahora canta el cumpleaños feliz en un cementerio”

Varias fotos, dedicatorias y flores frescas adornadas con mariposas de madera escoltan la tumba de Yurena López en el cementerio de Telde en Gran Canaria. El día 16 de junio habría cumplido 24 años si su pareja, actualmente en prisión, no la hubiese asesinado cruelmente en marzo. Su madre, que prefiere que su nombre no se conozca, no sabe si quiere poner una lápida de mármol. Sin hacer caso al qué dirán, asegura que cuando golpea la pared del nicho y escucha el sonido hueco siente que su hija todavía puede escucharla, o que está más cerca que si la fría piedra las separa.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2slq3Je

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s