La nueva y cautivadora ola de cineastas catalanas

La industria está en Madrid y la explosión del cine indie surge en Barcelona. Puede que la afirmación sea demasiado categórica, pero no hay más que ver los títulos de los últimos años para darse cuenta de la efervescencia catalana, que se concreta en estas tres semanas en la cartelera con los estrenos de Júlia ist, de Elena Martín; Estiu 1993, de Carla Simón, y Brava, de Roser Aguilar. Mucho de ese tsunami procede de la ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), y mucho tiene nombre de mujer. Ahí están Tres días con la familia y Todos queremos lo mejor para ella, de Mar Coll; Blog, de Elena Trapé; La plaga, de Neus Ballús; Nadar y Volar, de Carla Subirana; Mercado de futuros, de Mercedes Álvarez; Requisitos para ser una persona normal, de Leticia Dolera, Las amigas de Ágata, realizada por cuatro codirectoras… Y son solo algunas, precedidas por cineastas como Aguilar, Judith Colell o la misma Isabel Coixet. En el indie catalán también entran cineastas masculinos, como Sergi Pérez (El camino más largo para volver a casa), Isaki Lacuesta (La próxima piel, película en la que por fin se reconoce en los créditos la labor de Isa Campo, su pareja y cocreadora de su cine), Dani de la Orden (Barcelona, noche de invierno), Carlos Marques-Marcet (10.000 km.), Marc Crehuet (El rey tuerto)...

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2snMMPX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s