Un vasco en la ‘corte’ neoyorquina de la Cosa Nostra

Se había italianizado el nombre. De Carmelo a Carmine. También había conseguido la nacionalidad estadounidense. Y, sin embargo, seguía renovando puntualmente su DNI para seguir siendo español. Es Carmelo García Babarro, un vasco nacido hace 65 años en Bilbao al que el FBI acusa de trabajar para una de las cinco grandes familias de la Cosa Nostra que dominan Nueva York: el clan Luchese. Carmelo -o Carmine, como le gustaba a él que lo llamasen- había escalado hasta el puesto más alto que la mafia estadounidense reserva para un no italiano: la condición de associate. Un puesto que debía afianzar de las dos únicas manera que un clan contempla: cometiendo un asesinato o enriqueciendo a la organización.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2traEqk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s