Brasil entra en su quinto año de crisis política sin atisbo de solución

¿Puede sobrevivir un presidente con el rechazo del 80% de los votantes, una denuncia del fiscal general por recibir sobornos y un programa de reformas impopulares? Ese presidente –que ni siquiera ganó en las urnas, sino que llegó al poder por una conjura parlamentaria– tiene además ocho ministros investigados por corrupción. Todo el país ha podido oírle hablando a escondidas con un multimillonario corrupto, quien le relata sus chanchullos mientras el presidente da muestras de asentimiento. El país entero ha visto las fotos de su principal asesor recogiendo una maleta con 150.000 euros de manos de un enviado del empresario corrupto. Sobre su relación con ese millonario, al que ahora trata de “bandido notorio”, el presidente ha mentido de forma ostensible: negó, por ejemplo, que le hubiese prestado su jet privado, hasta que las pruebas lo dejaron en evidencia.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2tBvPWy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s