Los tenistas critican la hierba de Wimbledon

Primero fue una especie hormiga voladora que trajo de cabeza a los tenistas durante unas horas, cuando la plaga de insectos revoloteaba alrededor de ellos y les despistaba mientras estaban en la pista —“me he llevado algunos a casa”, bromeó la británica Johanna Konta—, y en los últimos dos días el motivo de la queja ha sido el césped de Wimbledon. Las elevadas temperaturas en Londres a lo largo de la primera semana de competición (unos 30 grados) y la incidencia directa del sol han hecho que la exquisita hierba del club pierda calidad, de modo que la superficie se ha rasurado en exceso y a los jugadores les cuesta conservar el equilibrio.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2sC1p32

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s