Criar truchas en la ‘zona roja’ de Colombia

“Por acá hace 10 años no subiría un carro como ese”. El vehículo en cuestión tiene tres características que serían inauditas una década atrás por los escarpados caminos de las montañas que rodean al Valle del Cauca: es nuevo, no es una moto y no va conducido por un lugareño. Ningún foráneo medianamente sensato se atrevía a adentrarse por este territorio de paso y asentamiento de la guerrilla colombiana que, sin sufrir las masacres, los grandes desplazamientos o las batallas que padecieron otros, ha estado hasta hoy marcado por el estigma del conflicto.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uHbnSc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s