La sanidad en EE UU: vidas en la cuerda floja

María Edith Lau reza para que no ocurra. Yaya Kone está pensado en volver a su país, Costa de Marfil. Y Kaeley Pruitt-Hamm duda incluso de poder sobrevivir. Todos comparten un mismo temor: ven peligrar el Obamacare y con ello su propia salud. La reforma sanitaria del presidente Barack Obama se enfrenta en los próximos días en el Senado a su posible liquidación. Los republicanos, con Donald Trump a la cabeza, se aprestan a votar un sistema alternativo que finiquitará muchos de sus logros y, según cálculos independientes, dejará a millones de personas sin seguro. Aunque no todo podrá ser derribado, si la votación prospera, caerán los pilares de un modelo que en siete años ha dado cobertura médica a 20 millones de personas que no la tenían. “Fue mi salvación”, dice María.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2tVDy19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s