Caramelos para el público musulmán

Andrés Pérez (Sevilla, 1970) y Fátima Pereyra (Sevilla, 1974) nunca perdieron la esperanza. Después de que pinchara la burbuja del ladrillo, en 2007, él se quedó en el paro. El sector inmobiliario, al que había dedicado 15 años de vida, le estaba dando la espalda. Ella, con una larga carrera en el diseño de moda, veía cómo la venta de ropa languidecía y quería una salida al trago amargo de la crisis económica, la peor en tiempos de democracia. En medio de la tempestad, la pareja decidió hacer “borrón y cuenta nueva”. Iniciaron la búsqueda de un negocio rentable sin estacionalidad y que llegara a todo el mundo: desde niños a adultos. Tras meses de análisis, vieron en las gominolas la manera de endulzar sus ingresos. Fue así que en 2010 nació WonKandy, una empresa sevillana que ahora exporta a una veintena de países del mundo, con una facturación de 1,2 millones de euros.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2upz6J4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s