El volcán de la Camorra

La vida bajo un volcán no se parece a nada. La amenaza forma parte de una mística compleja de entender para quienes viven en una tierra corriente. Más, teniendo a pocos kilómetros la advertencia petrificada de los que pagaron desafiar a los dioses hace 2.000 años. Por eso Salvatore, un camionero de Torre del Greco que se encomendó al cielo cuando decidió vivir aquí hace 39 años con su familia, tiene su virgen de Assunta bendecida y de espaldas al Vesubio. “Nos ha protegido”, susurra. El fuego ha arrasado todo lo que tienen alrededor. Algunos han perdido sus casas. Otros lo que las rodeaba. “Miramos a la muerte a los ojos”, lamenta su esposa Ortensia. El parque natural ha desaparecido. Se buscan culpables.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2v6cJGk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s