‘Despacito’ en Mosul

Entro en Mosul al ritmo de Despacito. No es una crítica a la lentitud en poner fin a las operaciones militares, que aún seguían una semana después de que el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, declarara la victoria el pasado día 10; tampoco un sarcasmo ante la previsible tardanza en reconstruir la ciudad. Tan sólo se trata de la canción fetiche de Dara, el conductor kurdo que me acompaña; con ella espanta el miedo, si es que algún día lo tuvo. Hasta aquí ha llegado la pegajosa melodía de Luis Fonsi. Pero Dara no va despacito, sino que conduce como si constantemente estuviera esquivando balas.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uBMSsI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s